segunda-feira, 21 de março de 2011

BORGES E O JAPÃO

No livro de entrevista com Borges, de Roberto Alifano, Borges evoca sua viagem ao Japão e as impressões que tem do país e do povo . Ele fala da cortesia das pessoas, que é o que mais nos assombra hoje: não há saques, nem revoltas, apenas gentileza e educação. Não vou traduzir, me falta coragem:

_ Ese rasgo que usted señala se da a través de la cortesía de la gente?

_ Sí, esencialmente a través de esa cortesía, de esa asombrosa cortesía. Recuerdo que visitamos la gran imagen del Buddha de casi treinta metros de altura, con un rostro terrible, y un turista que se encontraba en el grupo al qye yo acompañaba, un turista americano, preguntó al guía: _" Esta imagen es de madera, verdad? " Y el guía le contestó: _ " Sí, señor, es de madera." Otro turista, que conocía la cortesía japonesa, comprendió que la pregunta había sido mal formulada. Si uno pregunta " Esta imagen es de madera? " uno está sugeriendo la madera, por lo tanto el interlocutor no lo contradice, ya que el contradecir a alguién no cabe en esta cultura. Después de un tiempo prudencial, el otro turista reformuló la pregunta: " De qué está hecha la imagen del Buddha? Y el guía respondió : " De bronce, señor".
Es decir , la pregunta se había hecho dejando abierta una libertad para su respuesta.

Desconhecemos esta delicadeza no Ocidente.

3 comentários:

  1. Roseana: publiquei no meu blog,antes de vir aqui no seu,um poema de Borges.....vixi...nossas energias(minha e sua) se procuram e se reconhecem...beijos gentis.

    ResponderExcluir
  2. Caramba!!! Eu realmente amo a poesia do Borges.

    ResponderExcluir